Obama y mis vínculos con Notre Dame

Cuando me enteré del lío mediático que implicó la condecoración que iba a recibir el presidente Obama por parte de la Universidad de Notre Dame, quedé bastante interesado y, a la vez, sorprendido. Las reacciones de la jerarquía católica y de un pequeño porcentaje de las gente, fueron de lo más agresivas e intolerantes. Hubo mucha cobertura sobre el tema, particularmente inteligente fue la que ofreció The Tablet (www.thetablet.com).

Ahora bien, mi interés es doble, confieso. En primer lugar, Obama es un fenómeno mediático por sí mismo, seguí su campaña desde el inicio, escuché sus discursos y siempre quedé cautivado con este sujeto simpático que  a la larga se convertiría en el nuevo Presidente de los EEUU. De otro lado, está Notre Dame. Como saben, se trata de la Universidad católica más importante de dicho país, lo cual de suyo ya la haría foco de mi atención. Pero, además, es una importante Universidad en lo que refiere a producción intelectual, particularmente en filosofía (rankeada entre las 15 mejores de EEUU por The Philosophical Goutmet Report, http://www.philosophicalgourmet.com/ y como la número 1 en filosofía de la religión). Por si fuera poco, dos amigos míos tienen relaciones importantes con ella: un obtuvo su PhD allí y el otro ha dado algunas conferencias y publicado un ensayo en un interesante libro de su fondo editorial: http://undpress.nd.edu/book/P01073, el libro está en la biblioteca de la PUCP, para los interesados. Para casi cerrar, allí enseña nada más y nada menos que nuestro querido Gustavo Gutiérrez, a quien este blog ha dedicado y seguirá dedicando varios de sus artículos. Y ahora sí, finalmente: se trata además de una Universidad en la que deseo hacer algunos de mis estudios de postgrado. Como ven, Notre Dame me interesa y mucho. Luego, cuando salieron las noticias quedé genuinamente involucrado con el tema.

Ese es más o menos el contexto en el cual me aproximé al problema. Lo que haré en lo que sigue, aclarado esto, es pasar revista ya directamente a algunos de los principales elementos del discurso que ofreció Obama a la promoción de egreso 2009 de la UND. Se trata, para mí de un discurso como varios otros del Presidente, histórico. Obama es un tipo elocuente, pero además inteligente. Sabe manejar bien a su audencia, sabe lo que quiere decir y lo dice bien. Sabe que se enfrenta a problemas difíciles de diferente orden, pero aporta con su simpatía y tino salidas que suelen ayudar a darles un enfoque más lúcido, al menos. Y se ha enfrentado a cosas realmente difíciles. El problema religioso, en particular, ha sido uno de los issues de la campaña presidencial y lo es ya de su gobierno. Recuerden, nada más, el caso del pastor amigo de Obama y de su familia del que tuvo que tomar distancia en plena campaña por sus declaraciones intolerantes. Y noten que no se trata de una cosa sencilla, hablamos de un amigo que había tenido un rol importante en su formación religiosa. Cuando Obama hizo eso (por motivos políticos, principalmente, se pensará) yo noté en él un tipo con buen manejo. Me di cuenta de que se trataba de un político con buena muñeca y que los asuntos religiosos que se le venían serían tratados con esa suerte de lenguaje universal que él ya ha hecho casi suyo: tolerancia y diálogo. Esto, dirán mis amigos, parece una sobonería excesiva con Obama. No me pienso defender, el tipo me cae bien, qué le vamos a hacer. Eso sí, no soy ciego frente a los errores y las posibles críticas, solo que aquí no les presto demasiada atención. Lo harés después, en un par de entregas, asumo.

Bien, dicho esto, paro aquí. Trataré de subir ya algunos comentarios del discurso mañana, sino a la mitad de la semana. Se me vienen semanas complicadas con la maestría, la licenciatura y los cursos que dicto; sin embargo, el tema realmente me llama la atención y creo que se pueden decir cosas relevantes que den material para pensar. Con esa idea, escribo en unos días. Saludos!

Esta entrada fue publicada en Obama y el caso Notre Dame y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Obama y mis vínculos con Notre Dame

  1. Pingback: ¿Está el católico de espaldas a su Iglesia? (I) « Sagrada Anarquía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s