¿Que viva el Papa?

Como saben los lectores frecuentes, soy a su vez, un frecuente lector del semanario The Tablet. Probablemente el diario informativo sobre noticias del mundo católico más inteligente, crítico y bien escrito que haya en este momento (osea, casi todo lo que no es Zenit). Bueno, el asunto es que The Tablet ha dedicado, por lo menos, sus dos últimos números al tema del escándalo de abuso sexual a menores por parte de sacerdotes de la Iglesia Católica. Evidentemente era necesario, ya que se trata de un tema de envergadura. Uno de los últimos artículos llamó mi atención porque se refiere ya no tanto al tema del abuso propiamente, sino al de la reacción del Vaticano. Dediquemos unas líneas a esta cuestión.

El tema es que, para variar, la Iglesia –al menos el Vaticano– reacciona y reacciona mal. ¿Qué han dicho ahora? Pues que se trata de una campaña deshonesta “obvia y desvergonzada” que pretende “dañar” al Papa. De hecho, de esta respuesta se han colgado Cipriani y García este último fin de semana. Yo me pregunto con sincera preocupación, ¿por qué les cuesta tanto mostrar arrepentimiento genuino como institución?, ¿por qué la necesidad de desviar la atención? La consecuencia obvia de esto es que algunos incautos simplemente se pliegan al asunto en un acto irreflexivo (“al Papa se le defiende pase lo que pase”, dirán) u otros, como seguro es el caso de nuestro Presidente, se cuelgan del tema de modo calculador. Sea como fuere, es penoso que haya tan poca capacidad de arrepentirse y confesar la miseria de manera digna. Con justa razón la carta del Papa a los católicos irlandeses no tuvo acogida suficiente, lo más probable es que no se haya sentido el acto como genuino.

Y claro, cómo se podría sentir un genuino arrepentimiento institucional si el 26 de marzo L’Osservatore Romano publicó algo como esto: “The prevailing tendency in the media is to ignore the facts and to strain interpretations, with the aim of depicting the Catholic Church as the only institution responsible for sexual abuse – an image that does not corres pond to reality”. Esta excusa es vieja, pero yo esperaba que ya no se usase más. “Oigan, porsiaca, no somos los únicos violadores ah…así que no se la agarren con la Iglesia Católica”. Por favor, este tipo de gestos son inaceptables y sólo reflejan un malsano deseo de inculpar a otros para restar peso a la culpa propia. Para que se hagan una idea, yo he escuchado, a curas mostrar estadísticas con la finalidad de probar que los judíos tienen más casos de violación que los católicos…¡imagínense! Cuando leo cosas como estas, siento profunda tristeza, debo decir.

Además, el caso contra el Papa, hasta hace no mucho, Cardenal Joseph Ratzinger y Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe se ha levantado de modo delicado. El New York Times en su edición del 25 de marzo (pueden ver más aquí) sacó a la luz que Ratzinger había decidido no pasar al estado laical a un sacerdote envuelto en un caso de abuso sexual en los EEUU. En otras palabras, había preferido hacerse de la vista gorda con el problema. A todo esto y, entre paréntesis, para los que conocemos algo de movidas internas en la Iglesia, esta es una típica solución de la jerarquía. Cuando se presentan este tipo de incidentes, lo más común es que el prior de la Orden religiosa o el Obispo de la diócesis decida “castigar” al sacerdote. ¿Saben cómo los castigan? Los mueven de lugar. Si, por ejemplo, estaban en la casa provincial y gozaban de las mejores comidas, de chofer, areas de descanso, etc.; pues los mandan a una casa pequeña, en provincia, sin mucha comodidad. Esta es práctica común en la Iglesia y, parece, fue algo que también tentó al Cardenal Ratzinger en esos tiempos (1990s).

Las acusaciones contra el Papa han sido desmentidas por los encargados de prensa del Vaticano aludiendo que ese caso corresponde a los años 70 y que Ratzinger sólo precidió la Congregación desde 1981. Sin embargo, nuevas evidencias han surgido y ya sobre ellos no ha habido respuesta directa. Ojo, esto no implica que el Papa sea un encubridor ni mucho menos –al menos, no de modo necesario–, lo que a mí me preocupa es, en general, el modo de reaccionar. Ojalá Su Santidad no tenga nada que ver con esto…sinceramente, ojalá.

Habría que decir un par de cosas para ir terminando. Primero, no tengo nada a priori en contra ni a favor del Papa, que, de hecho, debería ser la actitud normal de toda persona prudente. Cuando fue elegido no me entusiasmé (como una amiga que mandaba mensajes como loca cuando se enteró) ni tampoco me apené (como sí lo hizo un buen amigo con el que almorcé esa misma tarde); lo único que dije fue: habrá que esperar. Y es que, claro, no se puede comprometer el juicio simplemente porque “tenemos Papa” ya que el mero hecho frío de una elección por demás calculadora no puede ser motivo de alegría; asimismo, no se podía pretender en esa época que por la fama de mano dura de Ratzinger nos encontraríamos con un Papa nefasto. Ya con 5 años suyos al mando de la Iglesia, la cosa es diferente. Han habido gestos interesantes, como su reivindicación de la teología de la liberación en Aparecida y de la opción preferencial por el pobre; de otro lado, tenemos cosas lamentables como esta reacción al tema del abuso sexual.

Hay que nacer de nuevo, le decía Jesús a un sorprendido Nicodemo. Todos debemos nacer de nuevo, la Iglesia debe reexaminarse y pensar seriamente, a la luz de la Palabra –a veces más que de la Tradición que puede ser mala guía– en ese nuevo nacimiento; de lo contrario, ya lo he dicho varias veces, la Iglesia se irá convirtiendo cada vez más en cueva de fundamentalismo, de lenguaje reaccionario y de falta de amor genuino por el mundo y la realidad que se vive en nuestros tiempos. ¿Qué viva el Papa? Sí, pero que viva para ser artífice de la venida del Reino de Dios…porque un ‘¡Viva!’ sólo y sin contexto poco o nada significa.

Esta entrada fue publicada en El presente: nuestro lugar teológico y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

34 respuestas a ¿Que viva el Papa?

  1. Cicerón dijo:

    Este Papa y sus ad lateres de rojo y morado se han comportado como los fariseos del S. XXI.

    A los fieles comunes y corrientes se nos amenaza con las penas del infierno si nos divorciamos, por ejemplo.

    Claro, para ellos es facilísimo el asunto, no tienen que lidiar con una mujer (algunos tienen preferencias más exóticas o delicadas si Ud. quiere).

    Nosotros somos los mortales sobre los que se dsscargará la ira de Dios, por esto, lo otro o lo de mas allá. ¿La píldora? Ahhhhh..Satanás te tienta con ella, desventurado! alguna idea de modernizar la anquilosada y arcaica Iglesia? Ohhhh eres maldito, te estás condenando!

    Nosotros, los laicos los que enfrentamos el mundo tal cual somos, los pecadores, según ellos somos los que sólo por misericordia quizás tendríamos alguna posibilidad de salvación.

    ¿Ellos? Son los dueños de la Verdad, los vicarios de Cristo, los sabelotodo, los faros de excelencia que tenemos que seguir. Ellos sí que son los santos y santifican a quien se les viene en gana (alguien tan siniestro como Escribá de Balaguer, por ejemplo) y condenan y anatemizan al que ose ponérseles por delante.

    Ahora los pillaron en falta, por encubridores, por mentirosos, por evedir la justicia por silenciar crímenes enormes, por no escuchar a las víctimas a las que victimizaron nuevamente con su desprecio
    ignorando sus quejas y lamentos. Frente a una hecatombe como lo de Irlanda, solamente envían una cartita, de medio lado, evasiva, que no enfrenta toda la maldad, justificando lo injustificacble, ignorando la trascendencia del crimen, obsolviendo al no mencionarlos a los culpables. Muchos fieles irlandeses se sintieron profundamente defraudados con la poco feliz misiva.

    Esta actitud farisaica no es novedad en los vatican-boys El inefable Pio XII se cubrió de verguenza y maldad al guardar silencio frente al Holocausto del cual estaba informado en plenitud. La Iglesia a través de un Obispo y muchos curas facilitó la huída desde Europa hacia Améria (incluso a mi patria) de criminales nazis, falsificando documentos, ocultándolos y amparándolos, en uno se los concubinatos mas despreciables de la historia moderna.

    Ahora escapan el bulto, desvían la atención, acusan de malas intenciones; que mal intencionados periodistas la han agarrado con el Papa, quieren aparecer como víctimas, ellos, los culpables. Una vieja y fea estrategia. Si uno lee los argumentos de los personeros del gobierno de Nixon cuando lo de Watergate se sorprende por la similitud con los de los señorones vaticanos y la misma sobreabundancia de cinismo e hipocresía.

    ¿Qué debería haber hecho el Papa? – Haber declarado la Iglesia en duelo, haber ido en persona a Irlanda a pedir perdón a las víctimas y expulsar allí mismo a los obispos encubridores, hacer pública penitencia y ayuno la semana santa pasada, en un gesto haber invitado a la Basílica de San Pedro a una delegación representativa de los abusados por sacerdotes y haberles lavado los pies, haberles pedido perdón, de frente, mirándolos al rostro, como lo hacía el Señor. No, ha habido sólo huidizas miradas, deiscursos confusos, comparar los “ataques” al Papa con los ataques antisemitas en una perorata descabellada y absurda que indignó y con razón a los judíos y a muchos que no lo somos.

    Herr Ratzinger y sus acólitos se han portado mal, no hay duda, y una vez pillados en falta, se han portado peor.

    Los peces gordos del Vaticano se han empeñado desde hace ya tiempo en amargarnos la vida, poniendo una distancia enorme entre el Señor y su mensaje salvífico y nosotros, nos han tratado como lo peor, perdidos, pecadores, adoradores del sexo y el lucro, consumistas etc etc.

    Nuestras vidas de adolescentes y de matrimonio no han escapado al ojo escrutador y malévolo de la curia viendo el pecado hasta debajo de la cama, mientras ellos complacientes daban una gran holgura para que centenares de sus curas se solazaran con niños inocentes, y algunos de ellos también. Sí,señor, ellos también, como nuestro Obispo señor Tomás Cox Hunneus, efebófilo consumado, que se deleitaba con jovenes seminaristas; fué denunciado muchas veces. ¿Justicia? – no, silencio, rápidas movidas y a Alemania, bien lejos de sus víctimas y de la justicia y a acallar el asunto restándole importancia.

    Quizás uno ahora al confesarse es el hazmerrerír del cura, uno le cuenta que miró con deseo a otra mujer, que fué deshonesto en un negocio, que traicionó la confianza de un amigo, que tuvo pensamientos maliciosos hacia una hembra…..mientras el ensotanado ministro de la fe pensará “pobre infeliz, vieras como yo sí me la paso en grande ….”

    Nunca hasta ahora se había hecho tan presente en la Iglesia Católica lo de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio. ¿Con qué autoridad nos condenan y amenazan, con qué autoridad nos imponen sus caprichosos designios, con qué autiridad se hacen ellos ejemplo de vida crsitiana? ¿Con qué autoridad me va a venir un cura a inmiscuirse en mi vida sexual y afectiva, a reprobarme, amonestarme, sometiéndome a una penitencia y con aire escéptico considerar mi arrepentimiento y propósito de enmienda, él, él que obtiene placer sexual de un niño inocente? ¿O él tiene una indulgencia especial, una especie de 00 como James Bond que le permite hacer lo que le de la gana, además de la indulgencia obispal?

    El señor Benedicto se ha encumbrado en alturas de dignidad que ya no le corresponden por la magnitud de los hechos amén que en alñgunos está directamente envuelto, debería buscar un poco de humildad y reconocer sus culpas, con valentía y honor, eso lo engrandecería. Mientras sigan escabullendo la verdad y lo grave de los crímenes cometidos se hacen indignos de los hábitos y ornamentos que visten, además de exigir sumisión total a los fieles, y se hacen fariseos, los peores enemigos de Nuestro Señor.

    Sí, claro, que viva el Papa, ¡pero que viva bien lejos!

  2. Raúl E. Zegarra Medina dijo:

    Aún no se sabe suficiente sobre el proceder del Papa en este asunto cuando era Obispo y luego como Prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, pero más allá de eso, su reacción actual ante el asunto deja mucho que desear. No comparto algunas de tus expresiones, pero cada quien tiene derecho a expresar lo que siente. Gracias por tus comentarios.

  3. Cicerón dijo:

    Un interesante artículo al respecto publicado en el diario “Lsa Nación” de Santiago de Chile:

    El peligroso juego de la pedofilia y el Papa

    Por Antonio Gil / Columnista LND
    Ancianos cardenales enamorados de sus semejanzas con Dios en su dimensión todopoderosa, coyunturas políticas que tienen la complejidad de un coche bomba, fieles que se ponen de pie y abandonan los templos en medio de la misa, agentes que investigan cada brizna del pasado de Benedicto en su natal Alemania, buscándole algún esqueleto en el armario o algún infante en el confesionario, hacen un cóctel que se puede llevar a la Iglesia fundada por Pedro al mismísimo infierno

    Por primera vez en medio del durísimo huracán de acusaciones de pedofilia que azota a la Iglesia Católica de Roma, escuchamos -con estupor-, mencionado directamente, el nombre de Benedicto XVI en relación a un escándalo de esta naturaleza. Las cosas vienen más o menos así: Joseph Ratzinger, el actual Papa, era obispo de Munich en 1980, cuando un sacerdote de dicha ciudad, identificado sólo como H y acusado de prácticas pedófilas, habría sido celosamente protegido por sus superiores jerárquicos. El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, quien ha aceptado la existencia de los hechos señalados, ha precisado, sin embargo, que el entonces vicario de Munich, Gerhard Gruber, hoy de 82 años, habría asumido su única y total responsabilidad en la decisión de trasladar y prestar protección a H, quien fue transferido a Baviera, eludiendo así la acción de la justicia, con lo cual se descarta la participación del actual Pontífice. “Es más que nada evidente que en los últimos días hay quien ha buscado -con cierto empeño en Regensburg y en Munich- elementos para implicar personalmente al Santo Padre en las cuestiones de los abusos”, ha agregado Lombardi, quien agrega: “Para cualquier observador objetivo, está claro que estos esfuerzos han fracasado”.

    Mientras el vocero hacía estas declaraciones, los fieles de la parroquia de Bad Tölz abandonaron la misa al enterarse del turbio pasado de uno de los sacerdotes que servía en dicha comunidad católica desde 2008. Se trata, nada menos que de Peter H, el cura acusado de haber solicitado a un niño de 11 años que le practicara sexo oral, suceso que ha venido a salpicar la blanca sotana del Papa Benedicto XVI.

    Es de público conocimiento en la curia la áspera pugna existente entre Ratzinger y el cardenal Ángelo Sodano, quien cumplida ya su edad de retiro, se ha enquistado en el aparato vaticano como un cáncer. La inquina del ex nuncio en nuestro país y el actual Papa tiene su origen en la implacable acción del alemán contra un protegido de Sodano: Marcial Maciel. Mientras de otro lado hay sectores que no perdonan a Ratzinger el haber aceptado de vuelta en el seno de la Iglesia a los obispos ordenados por el cismático monseñor Lefebvre.

    La intención de arrimar al Papa a situaciones tan profundamente repudiables resulta, sin lugar a dudas, un juego político extraordinariamente peligroso. Poner a Ratzinger en el bando de los pedófilos, que el mismo persiguió con tanto celo en la figura de Maciel, es una maniobra desestabilizadora de alto riesgo que pone a la Iglesia en una gravísima situación histórica, o para ser más dramáticos, al borde mismo del precipicio.

    Poder, dinero, senectud, cuentas pendientes y abusos sexuales son ingredientes como para montar una bomba de hidrógeno capaz de poner a la Basílica de San Pedro a orbitar en torno a la Tierra. Ancianos cardenales enamorados de sus semejanzas con Dios en su dimensión todopoderosa, coyunturas políticas que tienen la complejidad de un coche bomba, fieles que se ponen de pie y abandonan los templos en medio de la misa, agentes que investigan cada brizna del pasado de Benedicto en su natal Alemania, buscándole algún esqueleto en el armario o algún infante en el confesionario, hacen un cóctel que se puede llevar a la Iglesia fundada por Pedro al mismísimo infierno, o cuando menos servir de ingredientes para un nuevo súper ventas de Dan Brown. Quiera Dios que impere y triunfen la prudencia y el buen tino

  4. Uriel dijo:

    No se porque “Ciceron” tiene cierta animadversion ante Jose Maria Escriva de Balaguer. No creo que su mensaje tiene que ser manchado por sus actos. De igual manera pasa con Heidegger, podemos tachar sus libros porque apoyo a Hitler?.El mensaje de Escriva de Balaguer es tan revolucionario como el de Marx, revolucioanrio dentro del seno de la iglesia catolica. Ademas una persona puede ser simpatizante con la obra del Opus Dei, pero no necesariamente compartir o apañar los actos de los demas fieles. Creo que es necesario distinguir dos aspectos importantes: la persona y su mensaje.

    Tambien quiero acotar sobre la idea de “coherencia” que tanto se tiene en mente y se usa para desprestigiar al oponente, muchas veces con fines demagogicos. La logica funciona de la siguiente manera: si dice algo entonces tiene que cumplirlo. Si dice y no lo cumple, entonces es incoherente, por lo tanto se merece todo nuestro repudio. 1) Despues de Wittgenstein sabemos que el lenguaje crea mundos fantasiosos. Y muchas veces se escapa a nuestro control. 2)Presuponer que necesariamente tiene que suceder lo que uno dice, es una ingenuidad. Suponer la “coherencia”, es tener un vision tecnicista sobre las personas, o pensar que somos una teoria matematica que nunca va a cambiar, o una maquina. Lamentablemente somos personas contingentes viviendo en un mundo de opiniones que se argumentan y defienden. Como bien decia Aristoteles la etica (y se podria agregar las personas) trata lo que puede ser de otra manera.

    Uriel

  5. Raúl E. Zegarra Medina dijo:

    Tengo varias reservas respecto de lo que dices, Uriel. De hecho, suponer que se puede separar el mensaje de su emisor no es una idea evidente y, además, ha sido problematizada suficientemente por más de un filósofo importante. Es verdad que también hay buenos argumentos a favor de esa separación. A lo que voy: se trata de un tema complejo; más aún en el caso de un sacerdote. Escrivá y sus vínculos con Franco no son cosa sencilla. El ejemplo que pones de Heidegger no es muy bueno, porque en este autor no existió un compromiso con el mensaje evangélico; cosa que sí sucede con Escrivá.

    Igualmente, el tema de la coherencia es interesante y complejo. Dar una mirada a Donald Davidson no sería una mala idea.

    Lo que sí es indudable es que estamos ante el fuero de los asuntos humanos, donde las cosas siempre pueden ser de otra manera.

  6. Uriel dijo:

    Es un tema complejo, tienes razon. Pero es necesario la separacion si uno quiere ser un “buen simpatizante” (digamoslo de esa manera)y no apañar todo lo malo que suceda en una institucion religiosa o en otra comunidad religosa. En fin, la discusion tiene para rato. Voy a chequear a Davidson.

    Saludos

  7. Cicerón dijo:

    “Por sus obras los conoceréis” dice la Escritura.

    La “obra” del señor Escrivá es una secta negra dentro de la Iglesia, una mafia de poder económico y político, ultraconservadora, retrógrada y ventajista. Sugiero a los no conocedores del Opus Dei la lectura del libro “El Imperio delOpus Dei en Chile” de la periodista María Olivia Mo0nkeberg (1), en el cual revela las verdades de esta organización que es una verguenza dentro de la Iglesia tal como también la de los Legionarios de Cristo.

    El señor Balaguer podrá haber hecho gárgaras filosóficas de muy alto nivel, las que a la mayoría de los católocos nos son desconocidas y a muy pocos les interesan. Sí me interesa ver como un grupo de sus fanáticos pujan con decisión, falta de escrúpulos y una ambición desmedida por apoderarse de los ámbitos de poder económico y político en mi país.
    El adoctrinamiento de esta secta es brutal, el sometimiento de sus afiliados acompañado de prácticas absurdas y vergonzosas como andar azotándose, son del todo alejado del pensamiento cristiano moderno.

    Este es el legado de “san” Escrivá, su obra, por eso le tengo mala, tan mala como al señor Maciel de los Lagionarios que abusaba de sus hijos, y que también escribió cosas muy “revolucionarias”, las que tampoco me interesan, para nada.

    Yo me quedo con San Alberto Hurtado, declarado modelo de sacerdote, apóstol de los pobres, a quienes dedicó su vida, y su legado sí es formidable, en obras maravillosas como el Hogar de Cristo que atiende diariamenta a más de 55.000 desamparados, dándoles techo, comida y consuelo cristiano, y ahora ha mutiplicado el esfuerzo de sus más de 1500 voluntarios entre los que me cuento, atendiendo a las víctimas del terremoto que asló mi país. Si es por lectura, ahí está la revista que él fundó, “Mensaje”,faro del pensamiento cristiano y que fué el portavoz de los sin voz durante la criminal dictadura de Pinochet, la que fué respaldada fervorosamente por los seguidores de ultraderecha del señor Escrivá. Esas sí que son obras, son amores, amor al Señor, amor a su Palabra.

    Me quedo con San Alberto Hurtado, al señor Escrivá…se los regalo.

    (1) María Olivia Mönckeberg Pardo es periodista de la Universidad Católica de Chile. Profesora titular de la Universidad de Chile, desde enero de 2007.

    Ejerce actualmente las cátedras de Periodismo de Investigación, y Ética y Tratamientos Periodísticos en la Escuela de Periodismo del Instituto de la Comunicación e Imagen (ICEI). A partir del 2007, además, es Coordinadora de la Unidad de Periodismo de Investigación de la Escuela de Periodismo.

    Es autora de los libros de “La privatización de las universidades. Una historia de dinero, poder e influencias”. publicado en diciembre de 2005, por el que fue nominada para el Premio Altazor 2007, en la categoría “ensayo literario”; “El Imperio del Opus Dei en Chile”, cuya primera edición se publicó el 2003, y el “El Saqueo de los grupos económicos al Estado chileno”, escrito el 2001. Es coautora también del libro “Crimen bajo Estado de Sitio” publicado en 1986.

    En 1984 recibió el Premio Internacional de Periodismo Louis Lyon 1984, otorgado por la Nieman Foundation de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, que destaca anualmente a un periodista en el mundo. Ostenta, además el Premio Nacional de Periodismo de Chile.

  8. Raúl E. Zegarra Medina dijo:

    Como pueden ver sin esfuerzo, Cicerón es algo virulento en sus modos de expresión, pero hay cosas que dice que están cargadas de verdad. El buen lector tendrá que quedarse con lo más valioso.

  9. αδελφός dijo:

    Paz y bien a todos:
    Siempre he admirado el nivel con que tratan los diversos temas de este blog, y este no es para menos, un buen título y un excelente desarrollo.
    Considero que esta crisis en la que se ha metido la Iglesia, ha sido provocada por ella misma. Tal vez, bajo este eslogan de que “son solamente algunas manzanas podridas las que ensucian al resto” no justifica para nada que no deban de ser juzgados. Yo como religioso, considero que tenemos una obligación tan alta delante de la Iglesia de dar lo mejor de sí, porque para bien o para mal tenemos el título de representantes de Dios en la tierra y si se da una herida por estos representantes es tan profunda con cicatrices casi indescriptibles, porque afecta la vida psicológica-espiritual de las personas, es decir su mundo más profundo. Y si lo han hecho con estas criaturas, pues que paguen su condena. Sé que es una especie de purificación, por la que tiene que pasar la Iglesia, no lo dudo y es necesario que se ventilen las cosas trasnochadas, que hay muchas. Que tengan el coraje de afrontarlo y la lucidez para sacar la cara al frente y se den a conocer tal cual son.
    Y con respecto a Escrivá, desde que ecuché que lo iban a canonizar, nunca más aspiro por esa santidad, un santo que se lo compraron los altares de la tierra a altos costos. Lo que nos ha dejado: “un José María en los altares con muchos escribas en la tierra = Opus Dei”. Y con Marcial Maciel, nuestro querido Papa lo que hizo con la mano quiere borrarlo con el codo, si conoció todas las acusaciones en su momento, por qué no lo denunció y lo botó si tanto poder tenía. Me cuestiona este comportamiento anti-evangélico, lo digo con dolor y vergüenza, pero no debo de callar; las víctimas son muchas y son tan iguales en derechos que el mismo Papa y como cualquier otro ciudadano del mundo.
    Les pido a ustedes amigos y hermanos que desde la condición en que se encuentren, laicos o religiosos, acompáñeme a orar por las víctimas y que la justicia sea igual para todos y que llegue pronto. Sé que la Iglesia no desaparecerá, pero que tendrá que tomar nuevos rumbos, no lo dudo. Y el compromiso es de todos, el Evangelio tenemos que vivirlo y si los que nos deberían enseñar no lo hacen, ensenémoslo nosotros, no es utopía, san Francisco de Asís lo hizo y muchos santos anónimos que por no tener dinero como Escrivá no lo suben a los altares, eso qué importa, seamos santos ante los ojos de Dios.
    Saludos cordiales a todos.
    Desde Jerusalén,
    su amigo Althelmus.

  10. Raúl E. Zegarra Medina dijo:

    Sabias palabras, querido Althelmus. Ojalá nos toque conocernos alguna vez, pocos son los religiosos que me inspiran esperanza. Gracias a Dios, algunos de ellos me han regalado su amistad a través de los años, los considero esperanza para la Iglesia. Tus comentarios recurrentes no pueden, sino, hacerme pensar lo mismo de ti. Ya algún día nos tocará conversar, Althelmus, religioso, amigo.

  11. Ciceron dijo:

    Se agradecen las palabras de Althelmus, palabras de piedad, de consuelo, de esperanza. Mensajes así confortan nuestra pena y desilusión de católicos que con dolor hemos visto como la sede de Roma ha sido ocupada por una pandilla de farsantes fariseos, empezando por Herr Ratizinger el cual es evidente no ha olvidado la instrucción que recibió cundo era adolescente en las Hitlerjugend.

    Gracias Althemus, y sí, acepto tu invitación, oraré contigo desde la distancia pidiendo misericordia a nuestro Dios del Cielo con tan malos representantes en la Tierra.

  12. Uriel dijo:

    Palabras “aladas” (como dice Homero) de Althemus.

    Cuando continuará la segunda parte sobre el aborto?. El post es sumamamente interesante, y un ejemplo de argumentacion, como gusta a los buenos filosofos.

  13. Raúl E. Zegarra Medina dijo:

    Sobre el aborto no habrá segunda parte, al menos por ahora, mi querido Uriel. Ya he escrito demasiado y de demasiadas maneras sobre el tema. Has visto todos los posts?

  14. Good info, thank you for it.

    Nice Greetings from Regensburg
    sven

  15. marycarmen dela peña dijo:

    lES RECUERDO QUE EL PAPA, LOS SACERDOTES Y OBISPOS, ETC., ETC., NO SON LA IGLESIA, FORMAN PARTE DE LA IGLESIA,TODOS LOS BAUTIZADOS, SOMOS IGLESIA, TODOS Y CADA UNO DE NOSOTROS TIENE UNA ENCOMIENDA EN ELLA, Y EL NO CUMPLIRLA, SE DEJA DE HACER, Y UNA PERSONA, YO, POR EJEMPLO SOY CATOLICA NO POR LO QUE EL PAPA O LOS SACERDOTES, DIGAN O HAGAN, SOY CATOLICA, PORQUE CREO EN DIOS PADRE, DIOS HIJO, DIOS ESPIRITU SANTOS, CREO QUE FUE CONCEBIDO POR OBRA Y GRACIA DEL ESPIRITU SANTO, NACIO DE SANTA MARIA VIRGEN, Y MURIENDO EN LA CRUZ, RESUCITO AL TERCER DIA… SUBIO A LOS CIELOS Y ESTA SENTADO A LA DIESTRA DE DIOS PADRE.

  16. douglas dijo:

    Esos son juegos de palabras, de quien es o no es Iglesia. Lo que los católicos debemos tener en claro es que esa gente en modo alguno son representantes de Cristo en la tierra, para nada, sólo se representan ellos mismos. “Por sus obras los conoceréis” dice el Señor y así los hemos conocido en su hipocresía y cinismo infinitos. Como todos los católicos chilenos hemos presenciados avergonzados el fariseismo de la curia ocultando y protegiendo a Karadima, un cura malvado, como en otros lados se protegió a Marcial Maciel. Desde el Papa para abajo son sólo funcionarios, administradores de bienes terrenales inmensos y cauteladores de las redes de poder de la Iglesia, nada más. De la salvación de nuestras almas tenemos que preocupernos cada cual y como pueda. El Señor dijo que había que seguirlo a El, no veo para qué seguir a los curas, lo más probable es que se termine desbarrancándo. Antes no tenía una imagen de los fariseos, ahora cuando escucho el Evangelio refiriéndose a ellos de inmediato me imagino obispos, cardenales, cuaras obesos, sonrientes y satisfechos.

  17. Raúl Zegarra dijo:

    Bueno, siempre hay que evitar la exageración, estimado lector. Una postura más moderada me parece más apropiada, aun cuando varias de las cosas que dice sean verdaderas.

  18. douglas dijo:

    Pues yo le aseguro que si usted se toma el tiempo de leer lo que ocurrió acá en Chile con Karadima, un cura malvado que abusó a destajo durante más de veinticinco años de jóvenes de la Acción Católoca y otros feligreses (as) suyos, de cómo fué ocultado y protegido por la curia la que tras el escándalo y la condena del tribunal Vaticano y la justicia civil aún protege descaradamente a sus obispos y curas cómplices y encubridores, sí, le aseguro que estimará que me quedé corto en mi elocuencia y usted mismo lleno de justa rabia y asco va a sentarse a escribir “exageraciones” que van a dejar chiquititas a las mías.

  19. Raúl Zegarra dijo:

    La rabia, mi estimado amigo, es una cosa muy digna y su ausencia, más bien, es muchas veces complicidad silenciosa. En ese sentido, estoy muy de acuerdo con usted. Mi único punto es que siempre conviene mantener la mesura porque hay muy dignas labores llevadas a cabo por curas y monjas, entre otras personas consagradas al Evangelio, que no merecen entrar en el mismo saco.

    Saludos!

  20. douglas dijo:

    Sí, tiene usted toda la razón. Mi imperfecta redacción y la falta de espacio y tiempo le dieron un sentido a mi escrito que no era el que deseaba. Lo lamento y pido se me excuse.

    Sí, hay una enorme legión de religiosos (as) que piadosamente y en silencio ayudan a construir el Reino de Dios y puedo dar testimonio de ello ya que desde hace años pertenezco al voluntariado del Hogar de Cristo, benemérita obra de caridad fundada por San Alberto Hurtado en la década de los 50. Como ya conté en este foro, el Hogar atiende diariamente a alrededor de 55.000 personas en situación de marginalidad en todo Chile, desde alojamiento y comida hasta orfanatos y salas cuna y salas de enfermos desahuciados, entre otros, además de la asistencia espiritual.

    Es por ello que la acción de un malvado como Karadima y las viles acciones de encubrimiento y ocultamiento de la jerarquía indignan tanto. El Hogar de Cristo por culpa de ellos ha sufrido una drástica reducción de las contribuciones de sus benefactores que significan el 62% de sus ingresos aproximadamente y el año pasado tuvo que despedir a alrededor de 300 empleados y profesionales para reducir costos y cerrar una de las casa más queridas, la de Lampa, en las afueras de la capital donde se atendía a más de dos centenares de ancianos inválidos o semi-inválidos, muchos de ellos con trastornos mentales.

    Añado un detalle, en el supermercado “Líder” de mi barrio al que concurro a comprar casi a diario tiene un convenio con el Hogar de Cristo para pedir a sus clientes parte de su vuelto y destinarlo así a caridad. Mi “cajera favorita” no hace mucho me contó que a ella ahora le da vergüenza pedir la contribución ya que los clientes se molestan y varias veces ha sido insultada. Demás decir que no se recolecta casi nada.

    Esos son los efectos secundarios de las maldades de un cura y sus protectores de ornamentos morados. Pagan las consecuencias los más pobres y desdichados, los privilegiados del Señor, pero no de la alta curia.

    Karadima es sólo la punta del iceberg, está a disposición de todos en Google y los videos en youtube lo que se ha destapado de este infame escándalo. ¿Sabe usted cuánto tiempo demoró la investigación del arzobispado de las gravísimas denuncias de abuso sexual sobre los jovencitos de la Acción Católica de la parroquia El Bosque? (Karadima estuvo 25 años, sí v-e-i-n-t-i-c-i-n-c-o, a cargo de ella, y tras su retiro en 1996 siguió mandando y viviendo igual en ella, ya que logró se nombrara como reemplazante a uno de sus más fieles seguidores, Esteban Morales, quien recién ahora tuvo que irse, ante el escándalo. La investigación a paso de tortuga tomó seis años, retrasada ex profeso por el arzobispo Errázuriz, seis años, durante los cuales Karadima siguió abusando a destajo, nadie lo detuvo.

    ¿Y porqué era tan poderoso Karadima? – Porque era amigo y confidente de Angelo Sodano, once años nuncio en Chile y tras ello Secretario de Estado Vaticano (desde allí protegió a Marcial Maciel). A eso se le llama tener “santos” en la corte. Y claro a través de él consiguió nombrar cinco obispos de entre sus más fieles seguidores.

    Ahora, Juan Carlos Cruz un exitoso periodista residente en los EE.UU. una de las víctimas de Karadima que se atrevió junto a otros cuatro valerosos a denunciarlo, enfrentando las amenazas y descalificaciones públicas por parte de la Iglesia santiaguina, ha solicitado al Vaticano, con el respaldo de más de 1.300 firmas que se saque de sus sedes a los cuatro obispos “formados” por Karadima, un esfuerzo cándido, sabemos del desdén y desprecio con que Roma trata a los que denuncian las inmoralidades de los clérigos, son “enemigos de la Iglesia” y la lista irá a parar a un portarrollos de papel higiénico de una oficina vaticana, para fines sanitarios.
    ¿Y el quinto Obispo? – Ah, el señor Arteaga, ex Vice-Canciller de la Pontificia Universidad Católica de Chile, lo echó por inmoral la comunidad universitaria (ahora en España, por “motivos de salud”) y junto con él al cura Polanco, Decano de Filosofía (¡) ex Rector del Seminario Pontificio que se dedicaba a vigilar estrechamente a los seminaristas provenientes de la parroquia de Karadima y a hacerles la vida imposible si se desviaban de las normas de su guía espiritual, como confesarse con otro sacerdote. Se enteraba de sus cosas ya que Karadima violando el secreto de confesión se las transmitía telefónicamente. Eso está plenamente acreditado en el juicio vaticano y en civil también. ¿Bonito, eh?

    Y hay mucho más, está en dos libros publicados, ambos de distinguidos periodistas, una de ellas, Olivia Monckeberg, Premio Nacional de Periodismo, autora del “Imperio del Opus Dei en Chile” en el que desenmascara a esa siniestra mafia negra insertada en la Iglesia y que envió desde España en los momentos más graves de la crisis a tres “especialistas en información” (laicos) a la localidad de Punta de Tralca a asesorar a la Conferencia Episcopal allí reunida para ver qué podían hacer para parar el tsunami. Esos tres gangsters, muy eficientes, tuvieron mucho éxito aplicando la estrategia del caso Maciel: un solo chivo expiatorio al que culpar de todo y así distraer la atención sobre las enormes responsabilidades de la alta curia. Los Legionarios siguen adelante tan campantes y muertos de la risa, y tienen aún hasta ahora la desfachatez de decirle “Padre” al degenerado de su fundador.

    Karadima abusaba de jóvenes de buena familia, del elegante barrio que rodea a El Bosque, a diferencia del Obispo de La Serena, Tomás Cox Hunneus que violaba niños pobres de los suburbios de su ciudad sede obispal (también abusaba de seminaristas). El señor obispo está ahora….en Alemania, a prudente distancia de la justicia y los medios.

    Los denunciantes de Karadima salieron adelante como pudieron en sus vidas, el más dañado, el doctor James Hamiltos, cirujano gastroenterólogo de quien abusó Karadima por veinte años (empezó cuando tenía 17) con un ensañamiento endemoniado, permanece aún en terapia sicológica, Juan Carlos Cruz, ya mencionado, el señor Murillo, doctor en Filosofía de la Universidad de París y el abogado señor Battle, quien atiende privadamente a personas modestas cobrando honorarios muy bajos. Estas personas, junto a varios profesionales que se les unieron crearon una fundación de ayuda a personas abusadas (no sólo por sacerdotes) y entre otras cosas elaboraron el año pasado una encuesta con un universo de 1.300 adolescentes varones entre 13 y 17 años provenientes del sector clase media y media – alta, con un resultado sorprendente: el setenta y tres por ciento de ellos (73%) definió a los curas como “entes peligrosos”. Estupendo.

    Bueno, bueno, este artículo es acerca de ¡Viva el Papa! ¿…que hizo Herr Ratzinger ante esta barbaridad? – Pues envió al Cardenal Bertoni, quien tras entrevistarse con nuestro inefable Presidente declaró enfáticamente que su visita “nada tenía que ver con el caso Karadima”. ¿Si? – No, mintió descaradamente el señor Cardenal, traía un documento para la firma del doctor Hamilton en el que éste declararía su homosexualidad y que Karadima no era su director espiritual (también se acreditó esto en el tribunal civil). Hamilton consultó con el abogado que los defendía a todos, el señor Hermosilla quien lo instruyó que no lo firmara por nada del mundo, a pesar de las amenazas del señor Cardenal. No lo hizo.

    Ahora usted entenderá porqué muchos católicos chilenos estamos tan indignados, nos sentimos defraudados, traicionados, embaucados, el intrigante Arzobispo Ezzati sigue con la campaña de desinformación y ocultamiento, la Pia Unión Sacerdotal de Karadima se sigue reuniendo donde siempre, en la Parroquia de El Bosque, todos los Lunes, lo declaró el nuevo párroco, muy suelto de cuerpo.

    Sí, por eso estamos enojados y escribimos cosas que parecen exageraciones y que no lo son. Repito que junto a nosotros sufren tantos y tantas personas de vida consagrada de noble religiosidad y que nada pueden hacer frente a la injusticia y la maldad. Sí, varios valientes sacerdotes se desligaron de la Pia Unión y denunciaron a Karadima arruinando sus carreras eclesiásticas, valerosos jesuitas como Percival Cowley y el padre Montes, rector de la Universidad Padre Hurtado han escrito y denunciado los abusos y la complicidad de la curia y han procurado confortarnos y darnos esperanzas.

    Como todos, especialmente los que ya no la tenemos, a veces me acuerdo de mi mamá, tan devota de la Virgen, ella me enseñó a conocer a Dios y a amarlo (mi papá era agnóstico y masón) ella me enseñó a rezar y me llevaba a misa y al Mes de María. Yo no la entendía a veces, porque era muy chico, en la iglesia se inclinó hacia mí y mostrándome la gran Cruz tras el altar me decía :”Nosotros tenemos que seguirlo a El, El es Nuestro Señor, y no a los curas y menos a los obispos, esos se aprovechan de la religión”. Y con el paso del tiempo y lo que he visto y sabido cada vez más me convenzo que mi mamá tenía toda, pero toda la razón.

  21. Francisco Salas dijo:

    ¡Que Viva el Papa! le pese aquí en le pese: Grande Benedicto!!!!

  22. Marycarmen Dela Peña dijo:

    Tiene mucha razon en su comentario. Creo que olvidamos algo muy importante, los sacerdotes, obispos, cardenales y el mismo papa. SON SERES HUMANOS, si.. de huesito y carnita, asi como usted y yo, y ellos no estan exentos de errores, horrores, etc., etc., peores que los que los simples mortales cometemos, y aun asi, YO CONFIO CIEGAMENTE en ellos. Bueno yo soy de Monterrey, N. L., en Mexico, y hasta ahorita, los que he conocido, tanto sacerdotes como obispos, son la verdad, ejemplos en su dedicacion a su labor y amor al projimo, Gracias a Dios, soy muy afortunada, y desde muy pequeña mis padres nos inculcaron ORAR POR LOS SACERDOTES, MONJES, OBISPOS, para que Dios nos conceda SANTOS Y MUY BUENOS SACERDOTES, como losque hasta ahora conozco y de algunos disfruto de su amistad. No conozco mucho del Papa Benedicto (y me averguenzo de no profundizar en conocerlo), pero creo que a pesar de todos los errores cometidos antes del papado y ahora, despues de su nombramiento, ha desempeñado muy bien su papel, si esperabamos que condenara a viento y siniestra, etc., etc., castigos… etc., etc., no nos ha dado gusto a muchos, pero creo y siento que ha preferido la mejor de las justicias LA DIVINA, ahi no tiene vuelta de hoja NI MEJOR ABOGADO NI JUEZ MAS JUSTO, los que han tratado de lucrarse con las victimas (pedofilia) y han obtenido miles y miles de dolares, tambien tendran su juicio. En fin, creo que nuestra labor como catolicos, no la hemos cumplido y por lo tanto no tenemos derecho a protestar, es decir, NI HEMOS PEDIDO CON FE Y VEHEMENCIA SANTOS, MUCHOS Y MUY BUENOS SACERDOTES, raramente nos acordamos de los sacerdotes en nuestro diario vivir, mas que cuando nos urge que nos den algun sacramento. Hay mucho que decir, pero mejor hacer que decir, pedirle a Dios a cda instante y momento noshaga dignos de tener buenos y santos sacerdotes, y nosotrtos trataremos de ser dignos catolicos, encaminados a ser santos, luchando a brazo partido para lograrlo. Paz y bien.

  23. Raúl Zegarra dijo:

    Quizá lo único que acotaría es que hay que tener cuidado con eso de la confianza ciega: precisamente esa humanidad es la que hace que debamos tener una fe cautelosa en su proceder.

  24. Raúl Zegarra dijo:

    Me alegra su entusiasmo, ojalá se corresponda con las obras del Papa.

  25. Marycarmen Dela Peña dijo:

    Tiene mucha razon, la fe, nuestra fe, quizas en ocasiones parecera iracional, pero jamas debe de dejar de ser razonada, y recordar que el motivo de mi fe es CRISTO CRUCIFICADO, y RESUCITADO,no un libro, claro que en ese libro CONOZCO A JESUCRISTO, (nadie ama a quien no conoce) ni es una figura, sino UN CRISTO HECHO HOMBRE. fELIZ INICIO DE SEMANA

  26. douglas dijo:

    La “confianza ciega” es precisamente el trampolín que usan los malos sacerdotes y la curia para aprovecharse de los fieles incautos. Cuando uno lee el comentario de Marycarmen se llega a explicar porqué pasan tantas cosas, me recordó el capítulo de las vírgenes necias.

    La gente cuando se entera del abuso de un cura hacia un niño se pregunta..¿Y cómo es posible? ¿Y dónde estaban los padres? ¿cómo no recurrieron al obispo?…- Confianza ciega señor, confianza ciega..

    El dolor de una mamá por su hijo nos debe recordar el dolor de esa Madre por su Hijo que son el centro de nuestra fe. La mamá de James Hamilton desesperada ante los inútiles esfuerzos de su hijo quien fué abusado por ¡veinte años! por Karadima; desesperada recurrió al Cardenal Francisco Javier Errazuriz, Arzobispo de Santiago, impulsada por su confianza ciega por quien había rezado tanto. Su Eminencia no la recibió, simplemente le envió a decir con uno de sus secretarios que etaba muy ocupado, ah sí, pero le envió un rosario.

    Un año mas tarde el ya retirado Arzobispo citado a declarar por la jueza fué interrogado acerca del episodio, elevó los ojillos al cielo y simplemente declaró que “no se acordaba del incidente”. Confianza ciega.

  27. Ciceron dijo:

    No me cabe decir mucho porque con lo leído creo se ha dicho casi todo. me felicito y agradezco por tener la oportunidad de participar. Un elocuente compatriota me ha quitado las palabras y estoy con él en todo lo que ha planteado. Añado algo que ya dije y que me interpreta muy bien, sí, !Que viva el Papa! pero ¡Que viva bien lejos!

  28. Raúl Zegarra dijo:

    En este punto sí debo darle la razón, Douglas. La confianza ciega es muy peligrosa.

  29. Marycarmen Dela Peña dijo:

    Gracias a Dios, a mis años. 57, NUNCA,ninguno de los sacerdotes o religiosos con los que tengo trato, se ha atrevido a abusar de esa CONFIANZA CIEGA, mis padres me enseñaron a respetar y sobre todo darme a RESPETAR, y en mi parroquia me enseñaron que NINGUN SACERDOTE, tiene porque tocarme, regañarme, ofenderme o denigarme, y TENGO TODO EL DERECHO DEL MUNDO DE DENUNCIAR ANTE LA AUTORIDAD CORRESPONDIENTE, empezando con el Obispo de mi ciudad. Creo que cada quien habla de la feria, segun le haya ido, y a mi me ha ido MANIFICAMENTE BIEN, Siento muchisimo que no todo sea igual en otros lugares, me duele muchisimo que haya gente que ha sido tan lastimada, y sacerdotes que no hayan tenido el apoyo suficiente de su familia o de su comunidad para no caer en esos horrendos pecados. Por eso a diario mi oracion SEÑOR DANOS MUCHOS SACERDOTES, DANOS MUCHOS Y MUY SANTOS SACERDOTES.

  30. Marycarmen Dela Peña dijo:

    Asi es Sr. Zegarra, es muy complejo el tema, lastima que el Sr. Cireron, no lo tome asi, solo le recuerdo que los curas, NO SOLO SE FIJAN EN NIÑOS Y ADOLESCENTES, como usted dice, la pedofilia, no es un PECADO propio del sacerdocio, tal como usted lo hace sentir, desgracidamente CUALQUIER SER HUMANO, O PERSONA, lo padece, y los sacerdotes, como seres humanos, no solo estan expuestos a este, pecado, enfermedad, o como le quiera llamar, sino tambien a todos los que cualquier simple mortal puede sufrir.

  31. Raúl Zegarra dijo:

    Sugiero evitar el conflicto innecesario. Es claro que tienen divergencias en el enfoque, no parece ser tan claro que se puedan poner de acuerdo. A veces así sucede. Saquemos lo constructivo de cada intervención😉

  32. douglas dijo:

    Esos son los argumentos típicos de los que procuran tapar y desviar la atención de las maldades ded los curas. Es una perogrullada decir que los curitas cometen los mismos pecados que los laicos, y de mala fe, es como enrostrales las mismas culpas, no y no, en las personas de vida consagrada es mucho peor ya que presumen de santidad y vidas perfectas y que son el ejemplo que debemos seguir.Y eso lo sabemos muy bien que es mentira.

    Cuando lee uno estas cosas se de cuenta de porqué el Papa y sus acólitos encuentran la pista tan fácil para ocultar y proteger a los que atentan contra la inocencia infantil., confianzas ciegas, repetición de slogans lejos de la verdad, engaños, vaguedades y falacias.

    Pues bueno, así serán felices en una Iglesia que no reacciona frente a la corrupción. Nosotros no, seguiremos denunciando y peleando para que se limpie y sea la digna Iglesia del Señor, y si le gusta a don Benedicto, bueno y si no…bueno también, ya vendrá otro Papa mejor, a no dudarlo, porque peor es muy difícil…

  33. Ciceron dijo:

    Cuando tipos como Maciel y Karadima leen comentarios como éstos deben sonreír muy satisfechos. Cuando no son sorprendidos, aureola de santidad, adniración, beneplácito y cunado lo son ¿bueno, y qué tanto? – son hombres como todos – y como hombres como todos tienen el mismo derecho a cometer los mismos pecados. Eso es luz verde a los curas abusadores; no hay que alarmarse ni escandalizarse, hacen lo mismo que todos los otros.

    Cuando estalle otro escándalo nos vemos de nuevo, a ver con qué otras monadas de argumentos nos sorprenderán nuevamente. Vayan pensando..

  34. Raúl Zegarra dijo:

    Permito este comentario, Cicerón, habiendo ya censurado uno, porque no me gusta el tono algo agresivo con el que usted se expresa. Este es un blog para combatir ideas y no para intercambiar agravios, aunque estos se den en el tono solamente. Todos, espero, compartimos su indignación por tantas acciones miserables, pero las divergencias de otros no deben ser motivo para reaccionar excesivamente contra ellos. Es verdad, también, que todos, incluso yo mismo, cometemos excesos cuando la indignación se apodera de nosotros, pero toca mesurar los ánimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s