La marca Perú y la esquizofrenia nacional: una vez más, remando contra la corriente

Como ustedes deben saber, se acaba de lanzar un spot como parte de la campaña de la Marca Perú. Este es el video que ha generado, al menos en mi Facebook, tanta polémica:

Mi opinión es que el video está de la puta madre, honestamente. No soy experto en fotografía ni en producción, pero he visto suficiente como para decir que se trata de un trabajo bien hecho, de gran calidad, con una historia emotiva, con gran tino para el uso de las imágenes, etc. La idea del viaje al pasado, además, es simpática y capta rápido la atención, más allá de que algunos digan que se trata de una suerte de plagio, lo cual me parece un exceso.

Bueno, ¿cuál es mi punto? La razón por la que escribo, dado el variado ramillete de familiares y amigos que tengo, desde comunistas miraflorinos hasta DBA’s de distritos olvidados por el Estado, es la de tratar de dar alguna opinión sobre una polémica que me parece excesiva e innecesaria. Me parece que hay un problema de enfoque. Vayamos por partes, situemos, para empezar, la polémica. Los críticos, normalmente alguna variante del primer bando mencionado, son muy enfáticos en señalar, con diferentes tonos de severidad, que se trata de un grave error. Un muy buen representante de la posición más extrema ha dicho esto:

“Todos veamos este video, en vez de las fotos de los muertos del día de hoy, en Cajamarca, asesinados por el gobierno tratando de imponer un proyecto minero y la destrucción del medio ambiente. (En serio, que lamentable día para lanzar esta cojudez)”.

Una buena amiga sostiene lo siguiente:

“Este es el Perú, acá no pasa nada. Acá somos marca, no somos país. Porque una marca no tiene ciudadanos, sino consumidores. porque no hay discurso, sino publicidad. Porque no hay responsabilidades, sino playas que surfear, montañas que escalar, chelas que tomar, cebiches hasta reventar. Porque en la marca Perú no acaban de matar a peruanos en Celendín. Porque para la marca Perú si vistes chuyo y sonríes al turista eres oro y sino eres un cholo de mierda”.

¿Por qué tanto espíritu beligerante? ¿Por qué un lenguaje tan cargado de violencia ante un comercial aparentemente tan bacán, huevonaaaaaa? Bueno, las razones están bien expresadas dentro del tono fuerte de mis amigos. El Perú no es tan bacán, lector, hay mucha mierda a cada paso, mucho dolor, mucha exclusión y, hace ya algún tiempo, varios muertos por los conflictos sociales, varios de ellos, además, derivados de la falta de sintonía entre los intereses de la población y los del Estado y las empresas que este defiende. En efecto, es trágico ver gente muriendo en protestas sociales. Sin duda es doloroso ver a un gobierno que le da la espalda a la gente que lo llevó al poder. No crean que a mí no me duele. Si se han percatado quienes siguen este blog con alguna frecuencia, hace mucho que no escribo sobre política, a pesar de que, como siempre me dice Daniel, mis posts políticos son siempre los más leidos. ¿Por qué no lo hago? Porque el gobierno del Presidente Humala me tiene muy decepcionado, porque siento que engañó al país y que la excusa de estar siguiendo la hoja de ruta es una farsa tan escandalosa como el modo en que George Clooney y sus muchachos le meten la rata al dueño del casino en Ocean’s Eleven. Los muertos me duelen, me duele el Perú lleno de inequidad y de incongruencias. Es tanta mi decepción y mi pena, pues, que no me provoca escribir sobre política, así de simple.

Siendo todo esto cierto, no obstante, me parece que la reacción de mis amigos no solo es desmesurada sino carente de buen análisis. Parece que en sus mentes no fuese posible contemplar la posibilidad de que el Estado es monstruo inmenso que sirve a muy diferentes fines y que no siempre logra articularlos de modo tan claro. Si a veces nuestros alumnos no logran articular un ensayo de cuatro párrafos, imagínense lo difícil que debe de ser poner en orden a miles de funcionarios, más aún si el Presidente es un tipo con menos talento político que Susy Díaz. No justifico la ineficiencia, solo pongo en su sitio las cosas. En ese contexto, parece que estos amigos perdiesen totalmente de vista a qué se apunta con el comercial. ¿Nos es obvio, aunque sea absurdo explicitarlo, que se trata de un comercial para fomentar el turismo? ¿No es evidente que se trata de un trabajo pensando desde la lógica de vender una marca? Pues yo creo que sí…¿y es tan malo eso? ¿No es una posición absurdamente purista la de pretender que un comercial muestre también toda nuestra mierda? ¿Cuál es la alternativa, entonces? ¿No hacemos ningún comercial, mejor?

¿Qué cree la primera persona citada, que el gobierno planeó lanzar esta “cojudez” justo el día en el que decidió matar (afirmación muy excesiva, además) gente en Cajarmarca? Esas son las cosas no comprendo, una necedad que me me parece exagerada al extremo de perder toda perspectiva de las cosas. Lamentablemente para ciertas personas, no es mi caso, algunas dimensiones de un país, sobre todo visto este desde la perspectiva del turismo, deben manejarse como una marca. Hay que vendernos, pues, sino la gente no viene. Es tan sencillo como eso. Si le dices a un patín que Lima es una ciudad bastante insegura, la gente no va a querer venir. Si le dices a la gente que en tal sitio hay tal o cual calamidad, el que menos prefiere evitar darse una vuelta. Le pasa a cualquier viajero, más aún si tiene familia. Además, señores, no estamos ante cuestiones excluyentes: ¿acaso se ha mentido en el video?, ¿se engaña a alguien con los paisajes, comidas y aventuras del carajo que uno puede experimentar en el Perú? No pues, no se engaña. ¿Se omiten cosas? Fácil, pero en una lógica promocional, ¿tendría algún sentido incluirlas? Ya es otra cosa muy diferente decir que el gobierno promueve con esto una campaña sistemática de olvido de nuestros serios problemas nacionales. Eso se podría discutir, aunque me parece exageradísimo, pero se trata de algo que no quita el valor del comercial en sí mismo.

No estoy diciendo con esto, ni por asomo, que no nos preocupemos por lo que pasa en la patria, lo que digo es que pongamos las cosas en perspectiva para que no pequemos por exceso. El comercial es bueno, muchísima gente, yo creo que la gran mayoría, está muy feliz con él, se pinta a un Perú entrañable, emocionante, hermoso. ¿Ese no es nuestro país? ¡Claro que sí! ¿Hay cosas trágicas y lamentables? También, sin duda las hay y toca esforzarse por erradicarlas de nuestro territorio. El punto radica en evitar esta lógica esquizofrénica que inventa enemigos y fantasmas donde no los hay. Mucho Zizek y poco sentido común, me parece percibir a veces.

Aceptemos que el comercial está muy bien hecho y que cumple de gran modo con sus objetivos. Mantengámonos críticos con el gobierno por su incoherencia y por su falta de compromiso con los sectores menos favorecidos. Indignémonos por nuestros muertos, sí, porque son nuestros aún a la distancia. Todo eso está bien, es necesario y es digno de encomio. Ha de ser, además, una lección para todos aquellos que solo ven el comercial con entusiasmo ciego sin mirar más allá de sus computadoras al país. En efecto, como dijo la amiga citada, más de una persona calificará de resentido, de aguafiestas o de “cholo de mierda” a aquel que no esté tan feliz con el comercial, no lo dudo. Pero esa es la peor gente, la encerrada en la lógica garciesca del perro del hortelano, con esa gente no se puede debatir porque no nos quiere escuchar; no obstante, hay gente que siente un entusiasmo genuino sin ser representante del ala dura del pensamiento del segundo Alan. A ellos hay que ofrecerles una posición crítica, pero no visceral. No caigamos en posiciones maniqueas según las cuales todo es malo o bueno, en amagos esquizofrénicos que postulan enemigos inexistentes. Hagamos patria con sentido crítico, pero también con sentido común. El mejor ejemplo de esto que les digo lo encontré en un gran amigo que, además, la vida me presentó teniendo a este blog como pretexto. Les dejo su comentario del comercial para que vean a qué me refiero:

“Lo que sea que necesites hoy está en Perú”. Frase con la que hoy se lanzó la Campaña Internacional de Marca Perú. Y es cierto que tenemos muchas razones para estar orgullosos de nuestro país: Y hay mucho por descubrir y mucho por dar a conocer. Pero todavía hay violencia, como la que se vivió hoy en Cajamarca o como la que se expresa a través de palabras incluso de afamados escritores como Bryce Echenique. Y todavía hay desigualdad e injusticia. Que el valor de lo nuestro no nos produzca ceguera, que reconozcamos que todos tenemos todavía mucho por hacer para que el Perú sea un lugar donde todos, limeños y no limeños, citadinos y campesinos, pobres y ricos, todos podamos convivir en paz.

Ojalá esto ayude a poner un poco de prudencia en el juicio sobre esta campaña. Un abrazo y que llueva la crítica.

Esta entrada fue publicada en Sagrada Anarquía y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a La marca Perú y la esquizofrenia nacional: una vez más, remando contra la corriente

  1. Cicerón dijo:

    Por momentos me dió la impresión que el articulista hablaba de Chile.

  2. Gonzalo dijo:

    Estoy sorprendido sobre tu post, no pense encontrar una resolución tan exacta a lo que yo siento sobre lo que es mi país.

    Dejame decirte que vivir fuera de perú me ayudo a ampliar mi forma de ver las cosas y poder analizar que amo a mi pais, que me apena no haber podido conocer todo eso en su tiempo ya que estaba fuera haciendo ballet clasico. Digamos que con el tiempo me converti en un turista de mi propio país.

    Realmente tener una amplia critica sobre un video netamente turistico, sin otros fines como ofensa y maltrato ayuda mucho no solo a los turistas para conocer nuestro país, sino tambien para aquellos peruanos como yo que nos hacen recordar que hay lugares, tradiciones y comidas que nuestro país aún nos invita a conocer.

    Gracias, a partir de hoy te seguire!!!

  3. Totalmente de acuerdo con tu articulo, no mesclemos papas con camotes.

  4. jimena ledgard dijo:

    Querido Raúl,

    Aquí la amiga citada. Ando ahora sin tiempo para responder, pero no quería – en nombre del debate que siempre une las amistades – dejar de aportar algo. Mi “espíritu beligerante” sobre la marca perú no se relaciona con el comercial (el cual, desde un punto de vista estético y creativo me parece bastante mediocre y aparentemente esa es la opinión que comparten varios publicistas que apoyan o incluso han participado de otras campañas de la marca perú), sino más bien con el impacto simbólico de una campaña que, si bien está en teoría dirigida a potenciales turistas, ha tenido un impacto mucho mayor sobre la población local que en el exterior.

    El estado, en efecto, es un mounstro. Y uno que responde a muchos intereses diversos, no siempre en sintonía los unos con los otros. No es eso lo que me interesa ni me jode. Hay un problema mayor, un problema vinculado a la psiquis de la gente, a la manera en que nos entendemos y entendemos nuestra presencia e importancia en la comunidad a la que nos ha tocado pertenecer. Es sintomático que en el país que quizá menos se practica una idea activa y participativa de ciudadanía, se haya decidido agrupar a la población en torno al orgullo de ser una “marca de exportación”. Al igual que el gobierno, la realidad se mueve en muchos niveles distintos (habiendo estudiado filosofía deberías saberlo mejor que muchos). No creo que haya una mente maléfica en promperú planeando cómo embrutecer a la población mientras se masacran conciudadanos a algunas horas de distancia (o quizá sí, pero sinceramente espero que no), pero sí creo que a nivel simbólico no es nada desdeñable el reciéntemente fenómeno del exacerbado chauvinismo local.

    Me quedo ahora sin tiempo para responderte más y mejor, pero podemos seguir esto cuando quieras, por aquí o en persona. Abrazo grande,

    Jimena

  5. HEDOIKO dijo:

    Mientras leia tu articulo se me venia a la mente el suculento prefacio de « The Picture of Dorian Gray » de Oscar Wilde, en particular la frase siguiente : « There is no such thing as a moral or an immoral book. Books are well written or badly written. That is all. ». Para los lectores que no tienen conocimientos de ingles, la frase traducida al castellano da : « Un libro no es, en modo alguno moral o inmoral. Los libros estan bien o mal escritos. Esto es todo ». A proposito, aqui dejo el enlace en que se reproduce el dicho prefacio en version castellana :

    http://eltallerliterario.com.ar/taller-de-escritura/prefacio-de-el-retrato-de-dorian-gray-oscar-wilde/

    Salvando con prudencia las distancias, esa ocurrencia de Wilde, puede aplicarse por extension a todo tipo de creacion artistica, y dejando para mas adelante las querrellas bizantinas referentes a la oportunidad de su lanzamiento o a la tematica que encierra, en efecto, sin ser yo autoridad en materia cinematografica, me atrevo a afirmar que, desde el punto de vista tecnico, me parece que el video publicitario esta bien hecho. Es redondito, es decir, una gragea muy facil que tragar.

    Una agencia de publicidad crea un producto luego de sofisticados estudios sobre el comportamiento y la aptitud receptiva del publico al que apuntan. En la implacable logica consumista de nuestra epoca, el objetivo del video no es « hacer » Peru para peruanos sino mas bien « vender » Peru a los extranjeros. Una vez que el producto se encuentra en las manos del cliente que hizo el pedido, le corresponde a este ultimo decidir sobre el mejor momento de lanzarlo. Que en un contexto dramatico para los peruanos el video caiga como un pelo en la sopa, revela por lo menos un lamentable descuido por parte de las autoridades, por lo mismo que el video esta destinado a la promocion internacional del pais. En nombre de la decencia pudo esperarse que las pasiones se amengüen. Ya los responsables de la comunicacion gubernamental demostraron su falta de tacto, ya, como la historia de las manipulaciones de las masas lo demuestra claramente, el video sirve tambien para « emparchar » Peru, tanto al interior como al exterior del pais. De tratarse de una manipulacion, resulta que la serpiente termina mordiendose la cola porque el muchacho del video se considera como « viajero » y no « turista ». En principio, la reflexion de un viajero es mas elaborada y matizada que la de un turista. Por lo tanto, un viajero podra permitirse cuestionarse sobre la situacion politica del Peru. Sea lo que fuera, Marca Peru tiene por encima de todo la mision de hacer realpolitik mercantil.

    Soy ciudadano de un pais con un fuerte pasado colonialista y un presente que, por razones estrategicas y geopoliticas de las cuales depende la defensa de sus intereses, por mas que proclama valores de libertad y derechos humanos en todas las tribunas internacionales, no vacila en sostener discretamente gobiernos opresores y muy poco democraticos en sus antiguas colonias. Mis ojos extranjeros al descubrir el video de Marca Peru se quedaron estupefactos al ver que es un espanol barbudito el que promueve los atractivos del Peru, una antigua colonia espanola. En ese caso por que no haber situado el video entre 1532, con un conquistador Francisco Pizarro plantado bizarramente en un decorado cajamarquino, y 2032, con uno de sus descientes curioso de conocer el resultado de la conquista espanola cinco siglos mas tarde en que es el « cholo de mierda » quien sigue pagando la factura ?… En ese sentido, muy poco convincente es, pues, ese sospechoso acento redentor protagonizado por un jovencito espanol con una contagiante alegria de descubrir cosas autenticas, rusticas y maravillosas en 2012, convertido en un apuesto cuadragenario en un ambiante ultra high-tech y aseptizado con mas poder de « comprar » Peru en 2032. Por que no haber escogido a cualquier otro extranjero? Que sea precisamente un espanol el que promueva el Peru internacionalmente no me parece muy acertado. Es acaso la nocion de « Madre Patria » particularmente visceral hasta ese extremo en el mundo hispanoamericano como lo es la de « Commonwealth » en casi todo el mundo anglofono que reconoce, aunque sea simbolicamente, la autoridad de la corona britanica a pesar de estar formado por paiseslibres e independientes? Con que derecho ese joven entusiasta arana un supuesto pesimismo del pueblo peruano abogando por la ilusion del pais que llega, despues de todo, a cristalizarse? Muestras de un paternalismo de otros tiempos apoyado por esa bonita pero no menos patetica imagen de la aglomeracion de ninos andinos en torno al joven viajero. Por ultimo, que es esa atractiva filosofia que consiste en definir la vida « como una sucesion de momentos, y que depende de ti como los vivas »? Desde hace ya varios anos en Europa –y en especial en Espana- bajo los efectos de la crisis moral y economica, el ciudadano europeo promedio –y en particular las nuevas generaciones- estan perdiendo cada vez mas la capacidad de tomar las riendas de sus vidas. En 2012, los margenes de realizacion personal tal como la experimentaron las generaciones de los 60 y 70, son cada vez mas estrechos. Es una estafa intelectual fomentar ese tipo de candido optimismo.

    En resumidas cuentas, el video Marca Peru, esta bien logrado. No hay que mezclar generos: tiene muchisima chance para cumplir satisfactoriamente con la finalidad de dar ganas a un extranjero de « compar » Peru. Personalmente, a mi no me seduce a ese extremo. En cambio, las ganas de visitar el Peru me la daria otro video, ampliamente artesanal, insoportablemente kitsch, y lleno de imperfecciones tecnicas, pero cuya tematica, por muy discutible que sea debido a sus excesos y deficiencias de todo tipo, no lo priva del merito de ser autentico. Hay en el un entranable lenguaje de corazon, desordenado, pero con una suficiente honestidad que genera lo relativamente espontaneo. Aqui te dejo el enlace :

    http://www.metacafe.com/watch/yt-r7QNZVwSSXk/te_amo_peru_impresionante_video_sobre_el_pa_s_de_los_incas/

    Oscar Wilde se revolveria en su tumba, pero despues de tantos anos confinado en un espacio tan reducido, le haria mucho bien cambiar de posicion para desentumecerse un poco.

  6. Raúl Zegarra dijo:

    Muchas gracias!

  7. Raúl Zegarra dijo:

    El comentario es tan escueto que no se entiende a qué te refieres, Cicerón.

  8. Raúl Zegarra dijo:

    Gracias por la respuesta, Jime.

    He seguido tus comentarios en Facebook y estaba más o menos al tanto de tu posición. Sin duda, en términos simbólicos, esto puede ser interpretado desde las coordenadas que propones; sin embargo, creo que es mucho decir y, en todo caso, como te respondió alguien en la discusión por Facebook, es completamente normal que se aglutine a la masa en torno a ciertos conceptos o imágenes en atención a ciertos fines. Esto, por supuesto, puede derivar en la manipulación política que denunciaban Benjamin y muchos otros, sin duda. Pero creo que no hay nada de eso, al menos no de modo intencional, en la campaña. Lo que veo es el deseo de generar en la gente la consciencia de que el país es de la puta madre tanto para el que viene como para el nativo que desea que gente de fuera venga. Para ello hace falta generar el ánimo de que hay muchas cosas que valen la pena, incluso si para hacerlo se trata de opacar las cosas malas (que son numerosas, claro). En ese sentido, sigo manteniendo que me parece excesiva la crítica. Que el comercial cumple bastante bien con sus fines dado el tiempo que dura y el propósito aglutinador en torno a una idea de país que, desde la publicidad, parece funcionar bien como una marca. ¿Se puede hacer mejor? Seguro que sí, pero yo no me iría encima del comercial por sus eventuales deficiencias u omisiones.

    Insisto en que hay que atender a los fines de la campaña. Tú puedes querer muchas cosas del gobierno de este país, pero esas demandas no deberían mezclarse con los objetivos de determinadas campañas de publicidad. Son dos órdenes distintos de las cosas: saberlo y digerirlo con menos pesar ayudaría a ver las cosas en mejor perspectiva. Que eso no quite el ánimo de lucha, lo único que digo es que nos la agarremos con el comercial.

  9. Raúl Zegarra dijo:

    Gracias por tu aporte. El video que propones es simpático, aunque me gusta bastante menos. De otro lado, es bastante más largo que aquel que nos ocupa. Saludos!

  10. Cristina dijo:

    Hace unos meses que vivo fuera del Perú, y trato de estar al tanto de lo que ahí acontece. Había escuchado del vídeo, pero hasta ahora lo vi. Es bueno desde el punto de vista del mercadeo. Obviamente los peruanos no somos el mercado objetivo, lo son los extranjeros. A pesar que tiene muchos clichés, cumple su objetivo.
    Viéndolo recordaba una canción de Augusto Polo Campos en el que una parte dice, refiriéndose al Perú “eres muy grande y lo seguirás siendo, pues todos estamos contigo, Perú” No debemos dejar de ser exigentes con nuestros gobernantes y con nosotros mismos, pero que el Perú es de la puta madre, lo es; y que puede ser mejor, también. Debemos hacer que no sólo seamos atractivos por lo que hicieron los peruanos hace siglos, sino también por lo que hacemos ahora.
    Le comenté que vivo fuera del Perú, ahora estoy en Ecuador, y es increíble lo mucho que nos parecemos! Al menos con Trujillo, de donde soy. En Guayaquil se expresan muy parecido que en Piura. Cuenca tiene mucho de Celendín, algunas frases de los pobladores, los sombreros de pajatoquilla. La idiosincracia de la gente de Quito, me recuerda mucho a la de Arequipa. Lo mismo pasa con Puno y Bolivia, por ejemplo. Por eso me da mucha pena cuando dentro del mismo Perú nos hacemos divisiones imaginarias entre limeños y no limeños, por citar la que más me molesta. El día en que las fronteras políticas y sociales se desvanezcan, seremos un mejor pueblo. Las divisiones dejémoslas para los políticos.
    Por otro lado, me gustó que hable de política, a pesar que no quiere hacerlo. Creo que muchos compartimos su malestar y no sólo entendemos su silencio (hasta ahora) sino que también muchos que creimos que estaríamos bien y ahora nos desilusionamos, hemos callado. Lamentablemente faltan ganar muchas batallas antes que el Perú esté encaminado hacia un destino mejor.
    No soy muy asidua, pero siempre reviso la sagradaanarquia. Ahora parece que se pondrá mejor, así que ya la pondré en mis páginas favoritas.
    Un saludo

  11. Raúl Zegarra dijo:

    Gracias por su lectura y su interés en el blog, Cristina. Tomo en cuenta lo que dice, sobre todo las últimas líneas. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s