Diario centroamericano

2013-06-03 18.53.24

No escribo hace algo más de un mes. La razón principal de tal ausencia fue un viaje algo largo fuera de Notre Dame y que, casi todo el tiempo, me tuvo alejado de una computadora. Estuve al rededor de veinte días en Centro América, pasando por Guatemala, El Salvador y Nicaragua. Por muchos motivos que iré explicando a modo de crónica y también a modo de ensayo, este viaje ha tenido una fuerza colosal. Se trata de algo que ya había empezado en mi último viaje a Perú, pero que se ha avivado de un modo muy fuerte: un cuestionamiento cada vez más serio en torno al sentido y destino de la investigación académica que he venido desarrollando y el rol del mundo del pobre en ella.

Haber pasado por tierras en las que el martirio de dos obispos (Gerardi en Guatemala y Romero en El Salvador) dejó tanta huella (al igual que la muerte de muchos otros “desconocidos”) es algo que también ha dejado mucha huella en mí. No se trata, claro, de una suerte de reencuentro romántico con la Iglesia. Se trata, más bien, de una pregunta genuina por el tipo de vida que conduce a la muerte de un mártir. Preguntas por el sentido del compromiso cristiano y preguntas por el sentido de lo que supone ser un discípulo radical de Jesús, donde radical significa algo mucho más complejo que sectarias ideologías.

En Centro América no escribí un diario, aunque quizá debí. Este blog, como en muchas otras ocasiones, suplantará aquello que no se hizo y me dará oportunidad para elaborar ideas y sensaciones complejas derivadas del viaje. Hay varias cosas que contar y muchas otras que aún merecen discernimiento y maduración. Poco a poco irán saliendo, pero no quería dejar a los amigos lectores sin ningún contacto reciente conmigo y con el blog. Aquí aún ando y varias cosas quedan por ser escritas todavía. Sé, de otro lado, que tengo algunos posts pendientes, empeñados como promesas pasadas. Trabajaré en eso también, la palabra queda empeñada.

Esta entrada fue publicada en Sagrada Anarquía. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Diario centroamericano

  1. No es mi intención menoscabar con mi escrito en nada, ni mucho menos a los Congregados Creyentes; y Gobernantes; solamente amonesto en sus buenas intenciones de servir al Altísimo Dios de todos; pero el tiempo apremia y la crueldad se ensaña en contra de los hijos, llamado creyente de Dios; en este caso de todas las religiones y credos, y solo falta que recuerden las palabras del Señor: `Dejad venir a mí a los niños, porque de los tales es el reino de Dios. Allí esta el punto en donde quiero llegar; porque ninguno de los pastores Centro Americano y Gobernantes, y las Escuelas Publicas, como las demás Iglesias llamadas creyente de Jesús; han hablado al respecto, como criar y mantener un hijo al calor del hogar, es decir como se debe criar a un producto que no pidió venir a nacer en la locura de las Costumbre y religiosidad mediocre y de falsas doctrinas, con termino de mercadería. Como también se cuentan los hechos dolorosos de un continuo crecimientos de desastres humanos, y nada menos que de adolecentes y jóvenes Centros Americanos, que carecen de toda suerte de protección, vagando por los caminos en busca del sueño Americano, ademas sin educación ni oficio alguno; solo cargado de mentira y de un buen animo, pero ya se pueden contar de muchos que el nombre de pila de ellos ya se hizo humo en los matorrales por las rutas, y otros más deambulando por las Colina y caminos inciertos de la Frontera. Ahora bien: ¿Dónde están los padres de estos niños y los Maestros Religiosos, de Escuela Publica, y Pastores con sus Gobernantes? Porque hasta el día de hoy se desconoce algun protector de estos desamparados y ambulantes; que les obligaron a trotar por el mundo en busca de una mejoría; sin culpa ni protección, buscando y obligando a otros que se hagan cargos de sus desgracias Construida. Pero deseo que sean iluminados en la verdadera voluntad del Señor Jesús, y no estén buscando solamente el bien de su propia expensa y vanagloria. Porque creo que el trabajo se debe de realizar en el hogar donde nacieron, estos pobres y desdichados, y que a imagen de Dios fueron formados, y no por los caminos de la Frontera buscando sumisos enderezar lo que Dios Torció

  2. Raúl Zegarra dijo:

    Importantes preocupaciones las que usted señala en su comentario. Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s