Una pequeña receta sin nombre (aún)

Imagen tomada de http://www.laradiosaludable.com/descargas/quinua-el-alimento-que-disminuira-el-hambre-en-el-mundo/

Recolectando la quinua

Sí, yo sé, este es un blog más serio cuyo propósito es el estudio del fenómeno religioso…pero, como es mío, me tomaré la libertad de compartir una receta culinaria😛 (de todos modos ya viene un post sobre algo mucho más serio en los próximos días).

Es algo sencillo, pero muy sabroso, que surgió de mis experimentos para entretener mi paladar y mi mente después de horas y horas de estudiar Francés. La cocina es siempre un acto creativo que disfruto mucho y además me ayuda a dispersarme cuando el estudio parece consumir todo mi tiempo. Comparto esto por si a alguien le interesa probar la idea, pero sobre todo para tener anotada la receta en caso de que la olvide en el futuro!

Bueno, vamos al asunto que nos ocupa. Este es un simpático y refrescante plato a base de quinua. La quinua, básicamente, se prepara como el arroz, así que esa parte la asumo conocida. Simplemente la deja uno cocinándose a la vez que la mueve progresivamente para evitar que se pegue a la base de la olla. Este proceso toma, más o menos, 15 minutos. Casi hacia el final del proceso, digamos en el minuto 12, se ralla queso sobre la quinua en proceso de cocción (a fuego muy ligero en este momento). La cantidad depende del gusto, pero la idea es que se sienta el sabor sin que sea invasivo. Yo usé lo que en Perú solemos llamar un queso mantecoso, pero asumo que otros tipos de queso funcionan bien. Luego toca revolver la quinua con el queso para que este se derrita y penetre en la mezcla. Acto seguido toca echar manzana picada en pequeños cuadraditos. El tipo de manzana, también, dependerá del gusto del cliente, pero sugiero usar una manzana dulce y jugosa, no las más ácidas. La cantidad también depende del gusto, aunque una manzana completa de tamaño regular parece ser lo más recomendable para media taza de quinua (que fue la medida que usé en este experimento). Nuevamente se mezcla durante algunos momentos para que el jugo de la manzana entre en contacto con la quinua. Finalmente, se agregan nueces. Yo elegí maní (sin sal), pero se pueden usar almendras o alguna otra nuez que ustedes prefieran. Mezclamos todo nuevamente. El último paso es agregar vinagre blanco. El equivalente a un shot de tequila es una buena medida (perdone el lector la ausencia de un sistema de medida más profesional). Esto deja al plato con un sabor aún más refrescante.

Eso es todo. Dejan que enfríe un poco y luego sirven. En mi caso, añadí unas chuletas de cerdo, pero esto puede comerse perfectamente solo o con algún otro tipo de acompañamiento.

Buen provecho!

*Imagen tomada de http://www.laradiosaludable.com/descargas/quinua-el-alimento-que-disminuira-el-hambre-en-el-mundo/

Esta entrada fue publicada en Sagrada Anarquía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una pequeña receta sin nombre (aún)

  1. apnuevo dijo:

    Como nota para esta entrada, quizá, podría decirse lo que sor Juana Inés de la Cruz escribe en su Carta a sor Filotea de la Cruz, cuando habla de lo que ha descubierto al cocinar: “Y yo suelo decir viendo estas cositas: si Arsitóteles hubiera guisado, mucho más hubiera escrito.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s