Traduciendo John Caputo’s The Weakness of God

Caputo_Jack

Hay tantas cosas que quisiera escribir y para las cuales, sin embargo, el tiempo simplemente no alcanza. Normalmente, cuando eso sucede, que no ha sido pocas veces durante estos años, escribo un post para excusarme tratando de elaborar un poco en torno a aquello que me impide escribir.

Esta vez se trata, creo yo, de una contribución significativa a la filosofía de la religión en nuestro idioma (¡lo que ha supuesto también una significativa tajada de mi tiempo durante las últimas semanas!). Hace unos meses, luego de conversaciones con John D. Caputo en Chicago, con la gente de Indiana University Press y, finalmente, con Prometeo Libros, Argentina, llegamos al acuerdo de iniciar la empresa de traducir The Weakness of God: A Theology of the Event (2006). Yo estoy a cargo de la traducción así como de la redacción de un estudio crítico a la obra, asunto en el que vengo trabajando arduamente hace semanas, semanas que son, precisamente, las que me han impedido (y posiblemente seguirán impidiendo) postear sobre algunos temas pendientes. Aclaro, como corresponde, que la contribución al debate es la de las ideas de Caputo, mi traducción es simplemente una mediación para que esas ideas se difundan más ampliamente. Calculo que la versión castellana será publicada en la primera mitad del 2014, aunque eso depende más de la editorial que de mí.

De momento, déjenme hacer unas breves observaciones sobre el proceso de traducción. En primer lugar, si la oportunidad surge, piénsenlo bien antes de traducir un libro completo, especialmente uno enorme como este (sí, un libro de 376 páginas no parece tan enorme, ¡pero cuando están escritas en fuente tamaño 10 y a espacio simple, la cosa se pone complicada!). No los desanimo de meterse en una empresa como esta, especialmente si creen, como yo, que un autor debe conocerse en nuestra lengua. Lo único que digo es que deben estar preparados para un proceso que parecerá, más de una vez, interminable.

En segundo lugar, toca hacer una observación en particular sobre este texto: se trata de un libro escrito de un modo particularmente oscuro por momentos. Esto es tan cierto como es cierto que hay momentos en los cuales Caputo destaca por su belleza poética al escribir. Sea como fuere, se trata de una traducción difícil, especialmente por la cantidad de expresiones idiomáticas que el autor usa. El hecho, además, de que todo el libro tenga muy presente a Derrida, un autor oscuro de suyo, complejiza más el proceso. Tratar de ser fiel al texto y, a la vez, tratar de darle fluidez castellana ha sido y está siendo algo por lo que me he esmerado, seguramente sin éxito suficiente. Espero que sean jueces misericordiosos (¡ahora me siento tan solidario con el gran José Gaos!).

9780253218285_med

En tercer y último lugar, a modo de comentario de fondo y con un tono mucho más positivo, creo que este es un texto que indudablemente merece lectura para todos aquellos interesados en la fenomenología, la hermenéutica y la deconstrucción, que no son pocos en el contexto de los programas de filosofía de América Latina. Me parece que la forma en la que Caputo articula las tres tradiciones de pensamiento es sumamente creativa y que el resultado es un libro poderoso argumentativamente hablando. Su argumento se desarrolla con claridad a través de los capítulos y su aparato crítico le da muchísima fuerza a las ideas que propone. No en vano el libro ganó el premio al mejor estudio constructivo de la religión de la American Academy of Religion en el 2007 y no en vano Caputo es una de la figuras más importantes de la filosofía continental contemporánea. La idea de la teología débil es aquí planteada con gran claridad, pero, sobre todo, con gran soporte crítico: la cantidad de bibliografía usada es impresionante, como lo es también el uso creativo de la misma. A diferencia de Vattimo, por ejemplo, aquí la idea de la muerte de Dios es elaborada de modo sistemático, pasando de las interesantes, pero solamente, intuiciones del autor italiano, a un texto de casi 400 páginas respaldado en un enorme aparato de notas tanto filosóficas como teológicas. No deja de sorprenderme cuán al tanto está  Caputo de los debates contemporáneos de la teología, no solo sistemática, sino bíblica e histórica. Algo no tan frecuente en la gente que hace filosofía de la religión.

En suma, espero que el trabajo de tantas semanas llegue a buen puerto, que la traducción sea publicada sin problema y que esta sirva para ampliar el debate en torno al estatuto ontológico de la religión y de Dios (¡aunque Caputo dirá que Dios está más allá de cualquier ontología!) en la escena postmoderna, especialmente en la Latinoamericana. El tiempo será el mejor juez.

Esta entrada fue publicada en John D. Caputo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s